Área de medicina estética y regenerativa facial

Nuestro objetivo es regenerar,
no reparar

A los

30

años comenzamos a
manifestar el daño celular

AIÓN® cuenta con una unidad de medicina regenerativa facial y capilar como complemento del programa integrativo de medicina preventiva y personalizada. Nuestro objetivo no es reparar sino regenerar. A los 30 años ya aparecen signos de envejecimiento en todos los planos anatómicos de la cara.

Envejecimiento facial:
Los principales factores que provocan la disrupción del sistema tridimensional facial compuesto por la piel, compartimientos adiposos, músculos y ligamentos de contención y en profundidad el hueso, pueden y deben controlarse a nuestro favor.

El envejecimiento de la cara se debe a:

  • Factores intrínsecos derivados de nuestros genes
  • Factores externos como la radiación ultravioleta, cambios hormonales y hábitos de vida nocivos como tabaco, mala alimentación y déficit de micronutrientes esenciales que deben identificarse en forma precisa.

En AIÓN® comprendemos la anatomía del envejecimiento, su origen multifactorial y la verdadera tridimensionalidad de los cambios involutivos que ocurren. Solo así podremos diseñar una estrategia de rejuvenecimiento facial integrativa y personalizada, con técnicas complementarias que nos ofrezcan resultados seguros, duraderos y naturales, para acompasar el paso del tiempo.

¿Podemos combatir y prevenir el envejecimiento facial?

Sí. Con este concepto “multilayer” de la anatomía del envejecimiento facial logramos no solo corregir los defectos puntuales, sino también prevenir la aparición o agravación de los cambios involutivos, gracias a técnicas de medicina estética-regenerativa y de cirugía plástica de vanguardia, avaladas por un marco científico que nos respalda.

El nuevo concepto de “prejuvenation” cobra más relevancia que nunca; con la combinación de técnicas no quirúrgicas y quirúrgicas personalizadas obtenemos resultados más naturales y duraderos. Porque no todos envejecemos de igual manera, diseñamos un plan terapéutico único adaptado a cada rostro.

Además del diagnóstico clínico, realizamos un diagnóstico ecográfico y genético para recabar la mayor información posible de su singularidad:

  1. Diagnóstico ecográfico de envejecimiento cutáneo:

    Distintos estudios científicos sostienen que el estudio de la SLEB (banda subepidérmica de baja ecogenicidad), constituye un marcador consistente del envejecimiento de la piel. Su espesor se considera un parámetro fiable de seguimiento del envejecimiento cutáneo y de la eficacia de los resultados obtenidos luego de implementar las distintas técnicas de regeneración y rejuvenecimiento facial. Se realiza un estudio previo a la implementación de las distintas técnicas propuestas y otro control, a los 6-8 meses de iniciado el plan de tratamiento personalizado.

  2. AIÓN® DNA–Skin Test:

    Cada piel tiene su propia firma molecular. Existe evidencia científica que relaciona la acción de diferentes genes con el proceso de envejecimiento de la piel así como también, factores ambientales o de hábitos de vida que modulan la expresión de dichos genes. Este test estudia 7 áreas que nos aportan información acerca de las vulnerabilidades genéticas heredadas como protección endógena al sol, capacidad de antioxidación, calidad del colágeno y requerimiento de distintas vitaminas entre otras.

AIÓN® diseñó un programa integrativo de rejuvenecimiento facial denominado R4 orientado a actuar sobre cada una de las estructuras anatómicas afectadas por el envejecimiento, logrando así potenciar los resultados.

R1: renovación superficial en base a peelings químicos y mecánicos.

R2: redensificación profunda mediante bioestimulación con factores de crecimiento plaquetarios para estimular la colagenogénesis.

R3: revolumización mediante productos sintéticos como el ácido hialurónico o lipotransferencia autóloga.

R4: regeneración utilizando las últimas técnicas de lipotransferencia de células madre derivadas del tejido adiposo (ADSCs).

La reposición con nutracéuticos para contrarrestar el déficit de micronutrientes. La formulación de principios activos tópicos personalizados en combinación con aparatología de vanguardia para potenciar los resultados.

Aquellas personas mayores de 30 años que se preocupan por su salud, bienestar y apariencia, que comparten nuestra visión de adelantarnos a los cambios involutivos que deja el paso del tiempo, sacando provecho del poder regenerativo de nuestras células. Porque nos importa su singularidad, utilizamos la combinación mas precisa de las técnicas mas innovadoras de rejuvenecimiento facial en forma personalizada.

Obtenga mayor información.
Contactenos para brindarle asesoramiento sobre
el programa ideal según sus necesidades.