Área de enfermedades neurodegenerativas

Cuando una demencia debuta clínicamente ya existe muerte de neuronas y alteraciones funcionales muy severas

62%

de las demencias corresponden a
la enfermedad de Alzheimer sin antecedentes familiares

Las demencias son sin duda enfermedades neurodegenerativas donde la edad es el principal factor de riesgo. La demencia es un término que refiere a un grupo particular de síntomas, como pérdida de la memoria, alteraciones en el lenguaje, dificultades en resolver problemas de la vida cotidiana, cambios marcados en el comportamiento, etcétera. Las demencias se deben a diferentes causas y neuropatologías.

Hay múltiples tipos de demencia dependiendo de su presentación clínica y de sus causas:

  • 62% de las demencias corresponden a la Enfermedad de Alzheimer esporádica
  • 17% a las demencias vasculares
  • 10% a demencias mixtas (comparten la neuropatología de las dos primeras)

La enfermedad de Alzheimer es un problema prioritario de salud con gran impacto sociofamiliar, socioeconómico y sociosanitario.

Cuando la enfermedad se manifiesta con los primeros síntomas hay muy poco para hacer. No hay tratamientos que detengan el proceso neurodegenerativo ni mejoren los síntomas. Por eso afirmamos que lo único que podemos hacer es prevenir esta devastadora enfermedad.

La oportunidad la tenemos ya que su neuropatología comienza décadas antes que debut clínico. Lo que debemos hacer es determinar los factores de riesgo de una persona para el desarrollo de demencias (Alzheimer, vascular o mixta) y de acuerdo a las probabilidades que calculamos comenzar un programa preventivo primario (antes que aparezca cualquier síntoma), o secundario (cuando ya comenzó clínicamente un MCI, es decir un deterioro cognitivo leve).

¿Por qué no se puede curar una demencia? Cuando una demencia debuta clínicamente ya existe muerte de neuronas y alteraciones funcionales muy severas en regiones específicas del cerebro. Por ejemplo, en la Enfermedad de Alzheimer cuando comienzan los síntomas en la corteza entorrinal y en el hipocampo han desaparecido más del 80% de las neuronas y sus conexiones. Aunque pudiéramos restaurar las neuronas y circuitos perdidos, no tenemos la información contenida en estas estructuras, que es propia y singular de cada uno. Tendríamos un “cerebro nuevo” pero la persona sería otra. Hasta que no podamos guardar la información contenida en el cerebro en un backup externo para luego cargarla nuevamente en el cerebro restaurado las demencias serán incurables.

Mediante la aplicación de un protocolo de estudio determinamos los riesgos individuales para el desarrollo de demencias. El programa tiene como objetivos evitar que la persona desarrolle la enfermedad, o si la desarrolla que lo haga tardíamente, o que su impacto cognitivo sea menor (es decir, que le permita seguir funcionando independientemente).

El programa diagnóstico se basa en una completa evaluación clínica y eventuales estudios paraclínicos, que se adecuarán según la sintomatología de cada paciente.

  • Evaluación psicobiológica
  • Determinación de los factores de riesgo y de los factores protectores del paciente
  • Estimación del riesgo

En AIÓN® contamos con un programa de prevención que está diseñado para evitar, postponer o disminuir la severidad de estos tres tipos de demencias.

Toda persona mayor de 40 años que tenga familiares directos con demencia, o que sea hipertenso, diabético tipo 2, obeso (con un IMC ≥ 35), sedentario, fumador o ex fumador, que consuma alcohol todos los días, que haya experimentado olvidos de hechos recientes o sienta que ya no puede desempeñarse óptimamente en actividades complejas. También toda persona mayor de 40 años que desee ser longevo y vivir con gran calidad de vida e independiente el mayor tiempo posible.

Obtenga mayor información.
Contactenos para brindarle asesoramiento sobre
el programa ideal según sus necesidades.